Diferencias entre el orgasmo femenino y el masculino

Escrito por Anna

Durante el orgasmo, se producen muchos y muy diferentes cambios psicológicos, neurológicos, fisiológicos, vasculares y hormonales.

Qué es el orgasmo

El orgasmo es ampliamente considerado como la cúspide de la excitación sexual. Se trata de la respuesta neurovegetativa producida por el organismo a los estímulos que se generan durante la fase de excitación. En los encuentros íntimos, las caricias o el coito producen una excitación que va en aumento hasta alcanzar el clímax, donde se produce una intensa liberación de tensión que provoca una sensación de satisfacción y relajación.

En general, no se sabe mucho sobre el orgasmo y las teorías sobre su naturaleza han cambiado drásticamente desde el siglo pasado. No fue hasta 1986 cuando William H. Masters y Virginia Johnson, hicieron con su trabajo «La Respuesta Sexual Humana», un estudio observacional en tiempo real de los efectos fisiológicos de los actos sexuales. Esta investigación logró que se estableciera la sexología como una disciplina científica y sigue siendo una parte importante de las teorías de los orgasmos actuales.

Similitudes entre el orgasmo femenino y el masculino

Existen características compartidas entre ambos sexos, propias del orgasmo. Entre ellas, se pueden mencionar las siguientes:

  • Respiración más intensa.
  • Aumento de la presión sanguínea.
  • Contracciones en la zona de genitales.
  • Aceleración de la frecuencia cardíaca.

Diferencias entre el orgasmo femenino y el masculino

Como ya hemos visto, las sensaciones físicas y psicológicas de hombres y mujeres durante un orgasmo son similares, aunque existen diferencias en intensidad y duración.

El orgasmo femenino

El orgasmo femenino se caracteriza por la contracción de la vagina, el útero, el ano y los músculos pélvicos entre cinco y diez veces en intervalos de menos de un segundo, disminuyendo después de intensidad, duración y frecuencia.  Más que una respuesta localizada en la pelvis, para la mayoría de mujeres el orgasmo es una respuesta total del organismo.

Según varios estudios, alrededor de un 80% de las mujeres necesitan estimulación clitoriana directa que puede ser tanto manual como oral para alcanzar el orgasmo. Aunque su estimulación indirecta a través de la penetración también lo puede provocar. Esto es así porque el glande del clítoris tiene miles de terminaciones nerviosas, de hecho es la zona más sensible del cuerpo humano. El clítoris es homólogo del pene, por lo que ambos órganos albergan similar capacidad de para producir placer.

El orgasmo masculino

La mayoría de la gente piensa que el orgasmo masculino se produce cuando se eyacula, y aunque normalmente suele ser así, no es necesariamente de esta manera.

Las dos manifestaciones principales de la reacción sexual masculina son la erección y el orgasmo, dividiéndose este último en dos fases: fase de acumulación del esperma en la uretra posterior, y la fase de eyaculación.

En el orgasmo masculino se dan entre 3 y 10 contracciones con un intervalo de 8 décimas de segundo entre cada una, en función de cómo de intensa sea la respuesta. Esto significa que un orgasmo dura de media entre 4 y 8 segundos. El hombre vive esta reacción fisiológica como una oleada de sensaciones placenteras.

Aunque es bastante más común el multiorgasmo femenino, los hombres también pueden conseguirlo si se esfuerzan y practican a menudo.

También te puede interesar…