Fetichismo

Escrito por Lia

Las obsesiones por ciertas partes del cuerpo o por determinados objetos son algo más habitual de lo que se cree. Nos encontramos en un modelo muy distinto al de hace unas décadas en el que es más sencillo aceptar con naturalidad las filias sexuales de cada uno.

Qué es el fetichismo

El fetichismo es la atracción sexual que provoca un objeto o una parte del cuerpo que no sean las habituales: órganos sexuales o zonas erógenas. ¿Es una desviación sexual? No, en absoluto, solo es una parte de la diversidad dentro del sexo, excitación por algo en concreto.

Piensa conmigo. Todos decimos: «lo primero que me fijo en una persona es… la boca, el culo, los ojos, los pechos… Ya, pero… ¿te llama la atención? ¿o te excita físicamente verlo? Ahí es donde está la diferencia.

Si te excita el cabello largo, unas uñas pintadas concretamente de un color, una barba… posiblemente en los preliminares o durante el sexo, lo utilizas para excitarte. Te gusta sentir el roce de la barba mientras te hacen sexo oral, te pone a mil coger el pelo de tu pareja durante la penetración, sentir su dedo en tu boca… Posiblemente ese sea tu fetiche.

Creo que todos y todas tenemos alguna cosa que nos excita sobremanera, algo ante lo que no nos podemos resistir… ¿Cual es el tuyo?

 

Podofilia

El fetichismo de pies, o podofilia, es el fetiche por excelencia. ¿Sabias que 7 de cada 10 fetichistas lo son de los pies? La forma, el tamaño, los dedos, el olor, con las uñas pintadas o zapatos de tacón… los pies son los reyes del morbo. Como dicen, para gustos, los colores, y el abanico de posibilidades para disfrutar de los pies los pones tú.

La pasión por esta parte del cuerpo va desde excitarse con solo verlos, a chuparlos, ser pisado… cada persona es un mundo.

Sin embargo hay muchos prejuicios con los pies, ya que es una parte de nuestra anatomía que tiene tendencia al sudor y al olor, por ese motivo hay gente que prefiere no decirlo para evitar ser tachados de «raritos». Yo creo que también hay gente a quien le encantan los caracoles, y hay quien no se plantea probarlos, jajaja. ¿Pues con los fetiches, igual!

Normalicemos.

Si a tu pareja o amig@ de juegos le excita, muestra interés por saber sus deseos y preferencias, seguro que acaba siendo excitante para ti también.

Como ya he dicho, el foot fetish es más habitual de lo que creemos, sobre todo en el BDSM. Algunas deseos o juegos con los pies pueden ser:

  • Footjob: Masturbación con los pies.
  • Gagging: Introducción del pie en la boca.
  • Trampling: Ser pisado mientras se está tumbado.
  • Footstol: Estando tumbado o de rodillas, la otra persona apoya los pies sobre el fetichista.
  • Tickling: Hacer o dejarse hacer cosquillas con los pies.

Lencería

Otro de los fetiches más comunes es el relacionado con la lencería. Y es que muchos hombres, y también bastantes mujeres sienten cierta excitación con prendas que resaltan algunas partes del cuerpo femenino y le dan sensualidad. Socialmente se entiende que cuando una mujer viste lencería, se percibe como más deseable creando algún grado de excitación.

Hay quienes les fascina que su pareja lleve puestas algunas prendas a la hora de tener sexo, para disfrutar de una experiencia mucho más placentera. Medias, ligueros, hilos, sostenes…

Piercings

Las perforaciones y las piezas como tal que adornan, en sus diversas formas, tamaños, colores y materiales pueden excitar a algunas personas. Y de hecho, este es uno de los fetiches sexuales más populares en la población joven. Los piercings en los labios, la lengua, el ombligo y los pezones son algunos de los que suelen causar mayor excitación.

Las personas que se sienten atraídas por estos elementos pueden sentir una fuerte excitación sexual con tan solo verlos en la otra persona. No obstante, ese gusto en particular también puede producirse por la sensación de frío que causa el objeto metálico al tener contacto con la piel.

Disfraces

Ya sean por sí mismos, o relacionados con los juegos de rol, los disfraces ayudan a hacer del encuentro sexual, un momento mucho más divertido. Además, los disfraces ayudan a salir de la monotonía y a experimentar con diferentes roles, en un ambiente íntimo.

Altocalcifilia

Relacionado en cierta manera con la podofilia, la altocalcifilia es el fetichismo centrado en los zapatos, preferiblemente calzado femenino. Los fetichistas de zapatos pueden llegar al máximo al mantener una relación sexual sin que la mujer se quite sus zapatos (por lo general, de tacones altos).

… este tema da para mucho, hay tantas opciones como personas y todas ellas son válidas y aceptables si son consensuadas. Si te interesa este tema y quieres profundizar, te aconsejo que le eches un vistazo a la web especializada en el BDSM, kinky y fetish TuFetiche.

También te puede interesar…